El Corazón de las tinieblas, el lado oscuro del poder en la historia reciente del Perú

Entrevista a la periodista británica Sally Bowen


Sally Bowen ha investigado más que nadie a las dos personas más poderosas, y a la vez más oscuras, del Perú en la década del noventa: el ex presidente Alberto Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos. Además de su libro El expediente Fujimori, publicó a finales del 2003, en coautoría con Jane Holligan, un libro sobre el ascenso de Vladimiro Montesinos al poder. En esta entrevista, la periodista británica ofrece una guía por los vericuetos del poder oculto en el Perú. 

¿Es claro que Montesinos tuvo más poder que Fujimori?
Sí. Cuando yo publiqué mi libro sobre Fujimori, a principios del 2000, cada vez que iba a un cóctel la gente me decía que lo que escribí sobre el poder de Montesinos era muy exagerado. Ahora creo que nadie debería sorprenderse si alguien dice que Montesinos era más poderoso que Fujimori.

A mí me impresiona mucho la cantidad de poder que Montesinos llegó a acumular, lo extenso de la telaraña que llegó a tejer. Ha habido otras figuras en otros países que han conseguido poder, pero el de Montesinos abarcó a políticos, jueces, militares, medios de comunicación, empresas, narcotraficantes, embajadas, relaciones bilaterales, es increíble. 

Esto habla mucho de la sociedad peruana, de cómo funciona. Un personaje que no fue elegido, que no tenía poder legítimo, pudo manejar todo el país.

¿Por qué cree que personas poderosas -por ejemplo, empresarios- hayan tenido una actitud complaciente hacia Montesinos?
En el caso de los empresarios, muchos lamentan la ausencia de Montesinos -yo he hablado con varios que lo dicen fuera de micrófono-, porque argumentan que con él se sabía adónde ir para solucionar problemas, mientras ahora el poder es más disperso.

Pero esto no sólo sucedió con los empresarios. Durante muchos años fue conveniente para la embajada de EEUU tener una relación cómoda, casi cálida, con Montesinos.

¿Qué le permitió a Montesinos acumular tanto poder?
Algo fundamental fue su gran capacidad de persuasión. La gente que lo conoció dice que tenía mucho carisma. Sin duda sabía cómo tratar a la gente, sabía cuándo convencer a través de la persuasión y cuándo a través del amedrentamiento. Para empezar, se ganó la confianza de Fujimori, y así empezó su vertiginoso ascenso al poder. Si uno traza la ruta que siguió el poder de Montesinos, es claro que éste tuvo varias etapas, pero siempre fue un poder oscuro. Y es que esa es otra parte fundamental de su carácter, de su personalidad, que le permitió alcanzar tanto poder. Desde niño recogía información y espiaba a sus compañeros. Era muy bueno captando detalles, detalles pequeños de sus amigos y conocidos, y luego los utilizaba en su beneficio. Su genio era que reconocía muy rápido el poder de la información. Entendió que la información es poder. Y es interesante porque normalmente se cree que el poder se desprende del dinero o del estatus, mientras que para Montesinos se desprendía de la información.

 

¿La historia de Montesinos es señal de que en el Perú la legalidad no es un requisito para el poder?
Bueno, sin duda es anormal que una proporción tan grande del poder haya sido acaparada por un personaje oscuro, que nadie conocía. Pero lo que ocurre es que Montesinos y Fujimori representaban eficiencia. Es lo clásico de las dictaduras -y la de Fujimori lo fue, al menos a partir del 2000-, del manejo centralizado del poder. No se tenía que consultar nada con nadie. Aunque esa eficiencia es engañosa, porque en el largo plazo termina haciendo más daño.

Pero incluso las dictaduras, que son ilegítimas, pueden ejercer su poder a través de medios formales...
Por supuesto, Montesinos compraba jueces, compraba medios, chantajeaba. Aún no entiendo la razón del poder que Montesinos ejercía sobre Fujimori. Para mí es todavía un poco misterioso. Durante mucho tiempo se pensó que era por su nacionalidad, pero esa teoría ya ha sido descartada.

Obviamente, parte de ese control se debía a que Montesinos era muy útil. Hay la idea de que Montesinos le brindaba seguridad, lo protegía de sus enemigos. Pero yo creo que debe haber algo más, algo adicional, quizá algo que surgió en los primeros años del gobierno. Yo siempre consideré que Montesinos tenía evidencia de la complicidad de Fujimori en algún crimen mayor, en una matanza por ejemplo. Quizá grabó alguna conversación en la que Fujimori autoriza una masacre; aunque en los videos se ve que, hasta finales de la década, la relación entre ellos era muy amistosa.

¿Podría decirse que buena parte del poder de Montesinos se derivaba de la ineficiencia del medio, es decir, de su capacidad en apariencia única para hacer funcionar las cosas?
Diría que de la falta de instituciones competentes y de controles eficaces. Por ejemplo, Montesinos pudo tomar el control de la Sunat porque Jorge Baca, el gerente, no lo resistió, simplemente se plegó. Permitió que Montesinos hiciera entrar a alrededor de 50 infiltrados. Baca debió haberlo mandado al diablo, pero no tuvo la capacidad para hacerlo.

 

Siempre ha habido personajes negros detrás del poder, pero nunca habían alcanzado tanta influencia. Almeyda, por ejemplo, trató de convertirse en uno. ¿Por qué Montesinos era distinto?
Creo que por su propensión al poder oculto y por su experiencia. Como empezó desde chico, Montesinos tenía una experiencia de 30 años, suficiente para aprender mucho sobre el poder oculto. No conozco mucho sobre la trayectoria de Almeyda, pero parece algo improvisado.

Si el fracaso de Almeyda se debió principalmente a su falta de habilidad, es posible entonces que pueda haber otro Montesinos en este gobierno o en el próximo...
Sin duda, actualmente hay más fiscalización, pero creo que Montesinos "chicos" sí hay.

Si el mandato de Fujimori hubiera terminado en 1995, probablemente ahí hubiera terminado Montesinos también. El poder de Montesinos crece desmesuradamente a partir de 1995. Es ese tipo de continuidad de gente que no responde por sus actos lo que facilita que los Montesinos chicos se agiganten. Sin embargo, creo que las condiciones básicas no han cambiado tanto. Siempre puede haber asesores muy influyentes que se mantienen ocultos.

¿Quiere decir eso que las instituciones en el Perú -públicas y privadas-  tienen una predisposición para albergar gente siniestra, intrigante, que ejerce poder oculto?
Pienso que sí. Siempre me ha llamado la atención la cantidad de gente de nivel medio en el Perú que tiene "asesores de imagen". Yo supongo que en el caso de ese tipo de gente, el asesor de imagen es alguien que susurra al oído, porque si no, es una descripción de puesto de trabajo un poco exagerada. Creo que en muchos casos se trata de gente que ignora cómo funciona la institución que conduce o no tiene capacidad para conducirla, y tiene que apoyarse en alguien en quien confíe.

Sería interesante hacer una evaluación real de la capacidad de estos asesores de imagen, porque realmente tienen mucho poder y mucha influencia.

¿Montesinos era más astuto que inteligente?
Sí. Montesinos fue un personaje muy burdo en su manera de actuar y no es particularmente culto ni instruido. Pero la astucia de Montesinos radicaba en su capacidad para manejar a la gente, y eso a la vez podía hacerlo porque sabía valorar la información, sabía qué información era útil. Por ejemplo, cuando llamaba a un juez sabía muy bien cuáles eran sus problemas y sus preocupaciones, y utilizaba esa información para manipularlo. Tampoco fueron manipulaciones muy sofisticadas psicológicamente, pero sí eran efectivas, funcionaban bien. 

Si no se necesita ser muy inteligente para alcanzar tanto poder, ¿qué más se requiere fuera de la astucia?
La amoralidad, la falta de escrúpulos. Yo traté de entender si Montesinos se veía como un patriota, aunque de una manera distorsionada. Por ejemplo, él podría argumentar que mucho de lo que hizo fue por el Perú. Podría decir que para derrotar a la subversión eran necesarias las matanzas. También podría argumentar que su permanencia en el poder era necesaria para conducir bien al país. Pero creo que hay evidencia de que no era así. Un ejemplo claro es su negocio de armas durante la guerra con Ecuador. En general, toda su participación en el tráfico de armas causó que las Fuerzas Armadas tuvieran aviones y armas chatarra.

 

¿Pero siempre fue así? ¿Nunca trató de justificarse a sí mismo?
Montesinos buscó el poder desde muy joven. Sus amigos cuentan que cuando él tenía 14 ó 15 años sacó de su bolsillo toda su línea de carrera hasta llegar a comandante general de las Fuerzas Armadas. Tenía una meta muy clara, y no tenía escrúpulos.

¿Cree que Fujimori se justificaba a sí mismo?
Me es muy difícil entender a Fujimori. Durante la mayor parte de los noventa pensé que lo comprendía bien, pero ya no estoy segura si es un cínico total o si se engaña. Sin embargo, me inclino más hacia lo primero; principalmente porque parece que en Japón la mafia de ese país lo protege. 

¿Entonces, para poder alcanzar tanto poder hay que tener una especie de cinismo patológico, casi psicópata?
Sí. Para las personas normales es muy difícil imaginar el grado de compulsión con que gente como Montesinos busca el poder. Ahora que Montesinos está encarcelado ha dicho que sufre de depresión clínica, y los médicos que lo han examinado han registrado que dijo: "siento que he perdido el control". Esa frase debe interpretarse en un sentido amplio. Para él, perder el control de todo, lo reduce a alguien enfermo. Está enfermo porque no controla. Eso es psicopatía.

¿La exposición a cuotas limitadas de poder puede generar esa obsesión enfermiza, es decir, el poder contamina y corrompe?
No, creo que siempre tienes que tener las semillas dentro. En el caso de Montesinos, eso ya estaba en él por su familia. Venía de una familia venida a menos, un padre resentido, una niñez complicada por el alcoholismo de su padre. A todas luces, Montesinos era un niño muy sensible, casi femenino. No era un niño rudo. Creo que el acercamiento al poder puede hacer florecer este problema, pero tiene que haber semillas.

Su primer acercamiento al poder fue por revancha...
Montesinos es sumamente revanchista. Por eso yo estoy convencida de que en algún momento va a empezar a hablar, pues tiene mucho que contar y no sólo de Fujimori. Por ejemplo, el principal asesor de John Kerry sobre política latinoamericana aparentemente será Peter Romero, que fue subsecretario de Estado para América Latina en el gobierno de Clinton. Hay mucho que debemos saber sobre la relación entre Romero y Montesinos. Hay un audio entre Montesinos y el embajador Romero que todavía no se ha escuchado y no se ha transcrito.

¿Fujimori y Montesinos se pueden estar protegiendo, cuidándose las espaldas?
Quizá hasta cierto punto, porque Fujimori no ha hablado mucho de Montesinos, y en dos años Montesinos ha hablado muy poco de Fujimori.

¿Es extraño que Toledo -con sus problemas para administrar la autoridad- no haya acogido a gente como Montesinos, que administre el poder oculto y le solucione problemas?
La impresión que tengo de Toledo es que, a diferencia de Fujimori, que era un personaje frío, es una persona muy cálida. Toledo busca afecto, y por lo tanto se rodea de personas no necesariamente maquiavélicas ni eficientes, pero sí afectuosas y leales, aunque sean incompetentes. Eso explica que cuando se ha criticado a gente cercana a él, Toledo ha apelado a su amistad con los acusados. Toledo es mucho menos calculador que Fujimori, y muchísimo menos calculador que Montesinos. De ahí la gran improvisación de este régimen.

Si Toledo busca el poder por afecto y Montesinos por revancha, ¿qué impresión le dan Fujimori y Alan García en su acercamiento al poder?
Yo estoy convencida de que a Fujimori el poder le cayó del cielo. El buscaba ser congresista. A pesar de que siempre decía que sabía que iba a ser presidente, yo no le creo. Alan, en cambio, es un caso distinto, porque prácticamente nació para ser político, y está en un partido con una gran tradición que lo preparó casi desde niño para ser presidente. El debe creer que la presidencia es un cargo que merece casi por definición.

Publicado en Semana Económica No. 930, 26 de julio 2004

(0 registros)

Para comentar o votar debe Registrarte o Iniciar sesión

Comentarios (0)

Para comentar o votar debe Registrarte o Iniciar sesión